La Buhardilla de Pepe
header image 2

Lecturas recomendadas

  || INICIO ||
   
 
Los hijos de la Tierra
 

 

EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO
Nos narra como Ayla, una niña Cro- magnon de 5 años, queda aislada de su tribu por culpa de un terremoto. Pese a ser de una estirpe más desarrollada, es acogida por un grupo de Neandertales, que basa sus razonamientos y comportamientos en las experiencias de sus antepasados. Ayla es el eslabón evolutivo, que introduce el adelanto y la renovación. Al principio, Ayla inspira sorpresa, luego cautela y, por fin, aceptación por parte del Clan. Iza, la curandera, y Creb, el hombre Santo, cuidan de ella. El comportamiento y las actitudes de los miembros del Clan no le es ajeno. Se interesa por las cacerías y los preparativos de las armas, algo que está prohibido a las mujeres, estas cualidades innatas en ella provocan la conmoción en el Clan y es expulsada por el jefe hacía un futuro incierto.

EL VALLE DE LOS CABALLOS
Segunda novela de la conocida saga LOS HIJOS DE LA TIERRA de Jean M. Auel. Nos cuenta la vida de Ayla en el momento que abandona la seguridad del clan, comienza para ella un viaje épico lleno de peligros y descubrimientos, pero su instinto de supervivencia le hará llegar a un valle de caballos salvajes dónde descubrirá la forma de domesticar animales y su destino le conduce a conocer a un desconocido Jondalar, que provoca en Ayla nuevas y desconocidas sensaciones. Sin embargo, pronto se ve transportada hacia un deseo que va despertándose y que será trascendente para el futuro de la humanidad.

LOS CAZADORES DE MAMUTS
Tercera novela de la conocida saga LOS HIJOS DE LA TIERRA. Ayla abandona su hogar, El valle de los caballos, donde ha permanecido junto a su fiel compañero Jondalar, con el que ha descubierto el amor y nuevas sensaciones hasta ahora ocultas para ambos.

Nuestros protagonistas se aventuran en un viaje que les llevará hasta los Mamutoi, Los Cazadores de Mamuts. Sin embargo, tan pronto como Ayla se va asentando en su nueva vida entre una gente que al principio le parece extraña y extremadamente distinta, se siente atraida de manera irresistible por el magnético Ranec, el maestro grabador, con el que aprenderá y compartirá nuevas experiencias.

LAS LLANURAS DEL TRANSITO
Cuarto libro de la saga. Ayla y Jondalar emprenderán un viaje a caballo hacia sus lugares de origen abandonando la seguridad de los Mamutoi su objetivo es el emplazamiento Cro-Magnon, lo que hoy en día es el Sur de Francia, desde donde Jondalar había partido años atrás.

El curso de su aventura será a través de grandes llanuras batidas por el viento en la Europa de la Era Glacial, acompañados por su domesticado Lobo, el noble caballo Corredor y la serena yegua Whinney. Conocerán otras tribus, que por no conocer la domesticación de animales ni los métodos de curación, les consideran seres enigmáticos y temibles. En su viaje aprenderán que el mundo desconocido puede ser difícil y traicionero, pero también profundamente bello y aleccionador.

LOS REFUGIOS DE PIEDRA
Quinto título de la serie. Después de su épico viaje a través de Europa, Ayla y Jondalar llegan por fin a su hogar, la Novena Caverna de los Zelandonii, al suroeste de Francia, antiguo emplazamiento de la Edad de Piedra.

La familia de Jondalar se muestra cauta con Ayla, la bella y joven mujer que le acompaña, criada en su infancia con el Clan. Pronto se verá sorprendida por sus costumbres y forma de vida, así como por sus ropas, casas y diferentes formas de interpretar el arte. Ayla queda encantada cuando encuentra a Zelandoni, la lider espiritual de la Novena Caverna, junto con la que podrá compartir sus conocimientos y prácticas medicinales de curación.

Tras las dificultades y los peligros que hasta ahora les ha acechado, Ayla anhela paz y tranquilidad junto a Jondalar, a quien desea unirse en la inminente ceremonia matrimonial. Sin embargo, sus singulares dotes espirituales no pasan inadvertidas a los integrantes de su nueva comunidad, e incluso después de dar a luz a su deseado hijo debe aceptar la idea de que tiene que desempeñar un papel más decisivo en el destino de los Zelandonii.