La Buhardilla de Pepe

header image 2

Lecturas recomendadas

|| INICIO ||


renglones

LOS RENGLONES TORCIDOS DE DIOS –  Torcuato Luca de Tena

SINOPSIS:
Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos.

Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o en realidad padece un grave y peligroso trastorno psicológico. "Los renglones torcidos de Dios", publicada en 1979, es una novela antigua en muchos aspectos. Ya el hecho de ir precedida de un prólogo acerca del autor es algo poco usual en una novela. La acción es lineal, centrada en la protagonista, aunque Torcuato Luca de Tena sabe sacar mucho jugo de los personajes secundarios. El autor utiliza determinadas palabras coloquiales que ya no se usan, o, por el contrario, acude a cultismos como son citas de Cervantes, del Marqués de Santillana o de Federico García Lorca. Sus poemas, incrustados en el texto, nos remiten al autor más que de sus personajes. Hay un largo discurso sobre la inutilidad de las Bellas Artes que podía habersenos ahorrado. Párrafos largos y discursivos restan agilidad a la novela. Por último, la insistencia del prologuista y del editor en informarnos que el autor se recluyó en un Hospital psiquiátrico para documentarse, desplaza una vez más la atención hacia él en vez de centrarla en su obra. Dicho lo anterior hay que añadir que se trata de una novela interesante, que mantiene al lector pendiente hasta el final de la verdadera condición de la protagonista: ¿Se trata de una detective que se ha hecho encerrar entre locos o de una loca que se cree detective? Una novela de suspense entreverada de emotividad; por ejemplo nos acerca con cariño al mundo de los enfermos mentales. Sólo se teme lo que no se comprende y Luca de Tena parece haber intimado con los alienados a los que nos aproxima incluso con buen humor, aunque sin disimular un ápice su triste condición. El odioso Director del Psiquiátrico supone una contrafigura convincente de la protagonista.
Quien lea las tres primeras páginas de este sorprendente relato ya no podrá abandonar su lectura. Es un libro apasionante muy interesante y entretenido. Estudia a fondo los personajes especialmente el personaje femenino protagonista de la novela. La acción transcurre en un manicomio donde residen más de 800 enfermos mentales. Recomendado a personas a partir de 16 años.


Si no has leído todavía el libro y piensas leerlo no sigas con el siguiente apartado.

RESUMEN:
Todo comienza con la entrada en un manicomio de Castilla de Alice Gould, detective en pos de resolver un caso de asesinato cuyo asesino está recluido en el recinto. Fingiendo una paranoia y caso de envenenamiento, con la ayuda de su marido y del doctor Donadío (que ella cree el doctor Raimundo García del Olmo, el cliente que le encargó la resolución del asesinato de su padre) se interna falsamente en el centro de sanidad para investigar.
El recinto experimentaba el régimen abierto, consistente en la libertad de los presos conforme a movimientos y dependiendo del nivel de su intoxicación mental.
Transcurren los días y tras los problemas iniciales de adaptación Alice va cumpliendo su obligación mientras Samuel Alvar, su cómplice, director del manicomio, regresa de un viaje, suceso que le toma por sorpresa.
Durante su estancia, es víctima de intolerancias hacia lo que puede o no poseer, llega a matar a un hombre involuntariamente por intento de violación, conoce a muchos de los reclusos y va creándose amistades entre los médicos y los enfermeros y enfermos.
En las consultas su diagnóstico momentáneo era: “personalidad superior, espíritu exquisito, altamente cultivada. Carece de taras visibles.” Según Montserrat Castell y Cesar Arellano, su médico. Se comienza la duda de su paranoia por sus grandes cualidades.
Al regresar Samuel Alvar del viaje recibe a Alice, y tras que ella le relate el progreso de su investigación, que él finge conocer, pero después afirma que no, para ella supone una duda en su cordura propia.
Con esto, Alice piensa en la conspiración, por un lado los médicos trazan su diagnóstico (doble paranoia, la verdad y la mentira) después de la historia contada a Samuel, (que le otorgó la camisa de fuerza por el abofeteo al llamarla loca) mientras ella investiga por su cuenta para probar que lo que dice es verdad, entre otras cosas, pidiendo que el doctor del Olmo, su cliente, se presente, para corroborar su investigación.
Como venganza por esta humillación, al ser llamada días después a la junta de médicos, humilla a Samuel y relata la totalidad del caso. Se gana la admiración de todos los médicos, y el odio de Alvar.
Más adelante mientras todo sigue su curso en el interior del manicomio dos etarras sociópatas serán encerrados, y más adelante, asesinados, coincidiendo con suicidios y otro asesinato más durante una excursión. El régimen abierto era inconstante y aumentaba el número de muertes.
Alice investigaría el caso por su cuenta, llegando a resolver todos los enigmas (en caso de la muerte de los etarras el autor fue Machimbarrena, y de Remo el Hombre Elefante, autor también del asesinato del padre de García del Olmo como desvelaría más adelante) y en su preciso momento, relatarlo a la policía ganando la admiración de estos por su gran coherencia y razón. Alice tenía emocionalmente consigo a todo el manicomio.
Llegó el día en el que contaría lo descubierto a García del Olmo, y para sorpresa que ese no fuese el que ella recordaba, dejándola en un shock, y siendo esto excusa para que Samuel le quisiese aplicar el tratamiento más fuerte para que olvidara la paranoia. Decidió escapar, y no lo logró, siendo internada tras su captura en la “jaula”.
Rosellini, el encargado de esa sección le otorgó su ayuda redactaron una carta para destituir a Samuel Alvar por diversos cargos y que todo el hospital aprobó. Samuel sería destituido o trasladado como pidió él.
No había duda, Alice estaba sana y había ganado, la nueva directora, Dolores Bernardos, le concedió la libertad, a ella y a Ignacio Urquieta, uno de sus compañeros, este con fobia al agua.
Una investigadora amiga, María Luisa Fernández, ayudó a Alice a comprobar que su marido le robó, cuando descubrió que García del Olmo no era quien esperaba que fuese. (Para probar que le habían tendido una trampa)
Esta misma, momento antes de la salida en libertad de Alice, relató que había descubierto que realmente estaba enferma y padecía la paranoia, que el Dr García del Olmo era en realidad Donadío, y que le había encerrado voluntariamente, conocedores del mal que tenía, su marido y él. Su marido aprovechó para estafarle.
Perplejos ante la realidad, pidió Dolores Bernardos una votación tras la argumentación positiva a favor de Alice Gould por parte de su médico el doctor Arellano, dejándola a esta partir, porque la causa de su mal, había desaparecido, su marido. (Que se dio a la fuga)
Alice, volvería al manicomio, a sustituir a la Castell, presa de la dependencia patológica al hospital.